Detalles del vídeo porno

Respecto a Bibi Noel, existe un antes y un después: sus tetas. De la noche a la mañana han sufrido un increíble cambio, un hinchazón. No sabemos si le ha picado un mosquito en cada teta mientras dormía, si ha bebido demasiados refrescos y el gas se ha concentrado en sus pechos… El caso es que a Bibi nunca más la volverán a mirar a los ojos.

Escribe tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*