Detalles del vídeo porno

Jordan Perry nos esperaba impaciente y con muchas ganas de que le diéramos su ración de polla diaria. Pero antes tenía que pasear sus grandes tetas por Barcelona y alegrar el día al personal. Y vaya que si lo hizo, incluso una entrañable señora nos regañó porque podía coger frío… Lo que no sabía era que la alicantina iba muy caliente y ya le sobraba hasta el vestido.

Escribe tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*